¿Cómo comenzó la red joven de la ACI?

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) constituyó la red joven en 2003 para asesorar, apoyar y dar representación al movimiento cooperativista joven. Las personas que forman la red joven provienen de todas las nacionalidades y trabajan en la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Esta misión es especialmente importante cuando, en todo el mundo, el colectivo joven está enfrentándose a la exclusión económica, el desempleo, los empleos de baja calidad y el trabajo precario en la economía de lo esporádico; además de sumarse, como consecuencia, la poca accesibilidad a la salud y la vivienda de calidad.

En un estudio reciente sobre la juventud y el emprendimiento, la Organización Internacional de Cooperativas CICOPA observaba que, de acuerdo con la OECD8, las personas de entre 20 y 30 años demuestran un mayor interés por el auto-empleo que otros grupos de edad, y que entienden este tipo de emprendimiento como una carrera con potencial aun teniendo en cuenta su inexperiencia y falta de preparación en el campo de las finanzas.
 
En la UE, solamente un 4% de las personas entre 15 y 24 años son auto-empleadas, la mayoría de ellas en pequeños negocios, frente al 15% de media de los adultos. Además, los negocios gestionados por personas jóvenes tienen una tasa de supervivencia menor que los de personas con edad más avanzada.

Las cooperativas ofrecen una alternativa real a estos problemas: son una herramienta de creación de oportunidades de empleo en las comunidades y pueden ofrecer empleo seguro, donde las personas trabajadoras tienen control sobre su futuro.

Las personas jóvenes serán líderes mañana, pero son también líderes, organizadoras, cuidadoras, trabajadoras y pensadoras hoy y necesitan estar involucradas en el desarrollo de las políticas que les afectan hoy y les afectarán mañana. El movimiento cooperativa ofrece a la juventud la oportunidad de aprender, conocer y encontrar fórmulas para trabajar en conjunto, proteger y defender sus derechos sociales, políticos y económicos.

El papel de la red joven es proveer a la juventud de las diferentes regiones de un espacio de reunión para compartir. Las personas jóvenes provienen de un abanico de situaciones increíblemente amplio y sin embargo comparten necesidades: herramientas para el desarrollo de proyectos, oportunidades de trabajar y aprender, foros para debatir y proponer diferentes puntos de vista y experiencias de organización cooperativa, mejorar sus condiciones de vida y transformar comunidades.

El objetivo y las actividades de la red joven se puede encontrar en su constitución.

The International Cooperative Alliance (ICA) formed the Youth Network in 2003 to give advice, help and representation to the cooperative youth movement. Its members and adherents are young people from all nationalities, who are working together to build more just and equitable societies.

This is really important when – in all parts of the world – young people face economic exclusion, unemployment, low-quality jobs and insecure work in the gig economy, along with problems accessing decent health services and housing.

In a recent study of youth entrepreneurship, international coop organisation CICOPA noted that according to the OECD8, people aged 20-30 are far more interested in self-employment than older age groups and, although they are inexperienced and lack finances, they see entrepreneurship as a potential career.
 
In the EU, only 4% of 15-24 year-olds are self-employed, mostly in very small businesses, compared to 15% of adults generally; and businesses run by young entrepreneurs have lower survival rates than those of older entrepreneurs.

Coops offer a real answer to problems like this: they are a tool to create job opportunities in our communities and can provide secure employment, where the workers have a say in their own futures. 

Young people are the leaders of tomorrow – but they are also leaders, organisers, carers, workers and thinkers today and need to be involved in shaping policies that affect them – today AND tomorrow. The cooperative movement offers young people opportunities to learn, to meet, to find ways to work together to protect and defend their social, political and economic rights. 

The Youth Network’s role in this is to bring together young people from different regions to share ideas. Young people come from a wide range of situations but have the same needs – tools to develop projects, opportunities to work and learn, a forum to debate and propose different views about how cooperatives can organize, improve lives and transform communities.